Nuestros alumnos de 4º ESO viajan a Grecia en su fin de curso

Fin de curso

Los cursos de 4º ESO han estado de viaje de fin de curso en Grecia entre los días 26 de abril y 1 de mayo. Durante esos días han disfrutado del enorme patrimonio cultural que ofrece el país heleno, realizando visitas guiadas a los principales lugares de interés histórico que se encuentran en Atenas y alrededores. Además, pasaron un fantástico día haciendo una excursión por mar hacia la isla de Egina. Estos fueron los lugares visitados y las experiencias vividas.

Día 1 Atenas.  26 de abril

Llegamos a la hora del almuerzo a Atenas y nos alojamos en el hotel, muy céntrico, lo cual nos permitía acceder a todos los lugares que visitamos de forma muy cómoda. Andar por Atenas es muy seguro y agradable, especialmente con la temperatura que disfrutamos durante esos días. Conocimos la zona de Panepistimio, con los magníficos edificios de la Academia, la Biblioteca Nacional y la Universidad y fuimos a ver el cambio de guardia delante del Parlamento, en la plaza Syntagma. Después egresamos al hotel y disfrutamos de una cena deliciosa.

Día 2 Atenas 27 de abril

Nos levantamos con la ilusión de visitar uno de los lugares más conocidos del planeta, la Acrópolis de Atenas.

En la Acrópolis visitamos las obras maestras del siglo V a.C.: la entrada monumental de los Propileos, el templo de Atenea Nike, el Erecteion con las estatuas de las Cariátides, y finalmente el Partenón, la obra más emblemática de la antigua ciudad. Desde lo alto de la colina vimos el odeón romano de Herodes Ático, el monumento a Filopapu, erigido en la cima de la colina de las Musas, así como la Pnyx, la terraza en la que se celebraban las asambleas públicas de la primera democracia directa de la antigüedad, y en la que latía el corazón de la vida política de Atenas.

Después descendimos hacia el Museo de la Acrópolis visitando el teatro de Dionisio y otros lugares arqueológicos en la ladera de la histórica roca. En el museo aprendimos mucho sobre la evolución de la escultura griega y pudimos contemplar las cariátides originales del Erecteion, así como los frisos del Partenón.

Continuamos nuestro recorrido por Atenas pasando por el Areópago, colina en la que San Pablo predicó la fe cristiana a los atenienses, y por otros monumentos interesantes de los alrededores de la Acrópolis, antes de llegar al centro de la ciudad moderna. Allí visitamos Monastiraki, el barrio de Plaka, etc. Toda una maravilla pasear por las calles que pisaron Sócrates, Aristóteles, Platón o Pericles. Después fuimos a la colina de Filopapu, desde donde obtuvimos las vistas más hermosas de la Acrópolis y que pocos turistas conocen.

Día 3. 28 de abril

En este día nos levantamos temprano para irnos al puerto del Pireo, desde donde embarcamos con dirección a Egina. ¡¡Toda una experiencia disfrutar de la brisa y azul del Mar Egeo!! Una vez allí pudimos conocer la isla y hacernos multitud de fotos durante el recorrido, tanto en mar como en tierra. Egina es famosa por tener el templo de Afaya, uno de los mejor conservados de Grecia y único en su género, puesto que tiene dos niveles en su naos. También supimos que Egina es famosa en todo el mundo por sus pistachos y la verdad es que algunos pudimos saborearlos y su reputación la tiene bien merecida. Después de gozar de esta estancia en la preciosa isla, regresamos a Atenas y subimos al monte Lycabitos, desde nos quedamos impresionados por las increíbles vistas de la capital griega que se ven desde allí.  Sin duda, el esfuerzo mereció la pena.

Día 4. 29 de abril

Este día hicimos una pausa en nuestra apretada agenda cultural y pasamos un día inolvidable en una de las playas cercanas a Atenas, Kalamaki, donde nos relajamos y pudimos disfrutar de una jornada tranquila que nos sirvió para empezar a asimilar todas las experiencias que estábamos viviendo hasta la fecha..

Día 5. 30 de abril

Después del desayuno, nos montamos en el autobús para visitar la Argólida, con paradas en el Canal de Corinto, Nafplio, Micenas y Epidauro.

El canal de Corinto fue el primero que se realizó en su género y convirtió la península del Peloponeso en una isla. La verdad es que es impresionante esta obra de ingeniería, más aun teniendo en cuenta que fue realizada a finales del siglo XIX.

Continuamos la visita dirigiéndonos hacia Epidauro, santuario de origen de Esculapio (el héroe médico endiosado). Dentro del santuario se encuentra el teatro más famoso del mundo antiguo por su acústica. Se compone de una orquestra (la escena) circular de tierra batida de casi 20 m de diámetro, rodeada por gradas en herradura, divididas en dos niveles por un pasillo, el diazoma. El nivel inferior cuenta con 32 filas de gradas, divididas en 12 kerkidés por 11 escaleras. El nivel superior cuenta con 20 filas de gradas y 22 kerkidés.

La acústica del Teatro de Epidauro es excepcional, permite a los últimos espectadores de arriba de las gradas oír y distinguir a los actores hablando en voz baja. Actualmente aún tienen lugar representaciones. Se cree que este teatro pudo alcanzar una capacidad límite de más de 14.000 espectadores en total, lo cual lo convierte en uno de los teatros antiguos más grandes y con más capacidad de aforo. Finalmente regresamos a Atenas por la tarde.

En Micenas nos quedamos muy impresionados al saber que estábamos en la patria de personajes legendarios como Agamenón, uno de los protagonistas de la Ilíada de Homero. Allí vimos las tumbas donde Heinrich Schliemann halló el famoso tesoro de Agamenón y que hoy en día se expone en el Museo Arqueológico de Atenas. El enclave en el que se encuentra Micenas es impresionante y sólo imaginarnos su aspecto hace más de 3000 años nos provocaba una enrome admiración al conocer cómo estos hombres pudieron completar el recinto amurallado de la ciudad utilizando unos bloques de piedras que pesan varias toneladas. El recuerdo que nos llevamos de Micenas es el de la Puerta de los Leones, lugar en el cual nos hicimos una foto de grupo que siempre guardaremos en nuestra memoria.

1 de mayo.

Todo lo bueno llega a su fin. No tuvimos que madrugar para volver a casa, por lo que pudimos disfrutar de nuestros últimos momentos en este país increíble. Los recuerdos y experiencias que vivimos aquí nos acompañarán de por vida. ¡¡Siempre nos quedará Grecia!!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *