Los taumotropos de 2ºESO

Plástica

Entre los contenidos que abarca la asignatura de Educación Plástica, Visual y Audiovisual en la etapa de secundaria, se encuentra la percepción visual. En esta sociedad cada vez más visual, es imprescindible que los estudiantes desarrollen en profundidad la capacidad de observación y entiendan cómo se configuran las imágenes para entender sus mensajes.

Para entender este proceso por el cual nuestro cerebro transforma la información que capta el ojo a través de estímulos luminosos en imágenes con significado, en 2ºESO hemos estudiado las leyes de la Gestalt aplicándolas a diseños propios y analizado su uso en diversas campañas publicitarias de las grandes marcas comerciales. Además, nos hemos adentrado en el interesante mundo de las ilusiones ópticas, llegando a conocer e identificar diferentes tipos de imágenes cinéticas, figuras imposibles o figuras reversibles.

Uno de los fenómenos visuales estudiados ha sido el de la persistencia retiniana, que es el que nos permite entender o percibir movimiento en una sucesión de imágenes fijas. Con el objetivo de entender de forma práctica la persistencia retiniana, los estudiantes de 2ºESO se han puesto manos a la obra para crear un taumatropo: un juguete óptico muy popular en el siglo XIX anterior a la invención del cine y atribuido al físico británico John Ayrton Paris, interesado precisamente en este fenómeno visual.

El taumatropo consiste básicamente en un disco con imágenes distintas en el anverso y en el reverso del mismo y a cuyos lados se atan unas cuerdas. Cuando estiramos esas cuerdas, el disco gira rápidamente, produciendo la ilusión óptica de que ambas imágenes se superponen, formando parte de una única imagen.

Durante dos sesiones los alumnos y alumnas de este curso han puesto toda su creatividad e ingenio para construir sus propios taumatropos, llegando a crear algunos de gran belleza. Los resultados han sido muy buenos y merece la pena echar un vistazo a los trabajos que han realizado con esmero (Galería de fotos de secundaria)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *